• Centro de Yoga Armonía

Calle Progreso, 1 - bajo. 39750 Colindres. Cantabria

Tel: (+34) 649 65 14 11

Yoga para niños

El yoga es una técnica oriental cuya práctica otorga grandes beneficios para la salud: favorece el control del organismo, ayuda a relajarse y descargar tensiones y permite mantener un cuerpo sano y flexible. Aunque son, generalmente, los adultos quienes practican esta técnica, lo cierto es que existen ejercicios de yoga especialmente indicados para los niños. Practicar el yoga como si fuera un juego puede ayudar a los más pequeños a tranquilizarse cuando se muestran demasiado inquietos y también a aumentar su capacidad de concentración.

   La Tradición del Yoga (que es muy seria) no nos ha legado un manual de instrucciones de cómo aplicar el Yoga a un grupo determinado con unas características específicas, en este caso el trabajo con niños. Maravillosamente tenemos que reinventar el Yoga a cada paso, tenemos que dotarlo de creatividad y adaptarlo para que sea efectivo. Esa es nuestra labor como profesores.

   De entrada, un yoga para niños no puede ser un yoga de adultos, lento con posturas inmóviles mantenidas largo tiempo. La dinámica del niño es mucho más activa, incluso agotadora. Quizás deberíamos poner el acento en la realización de las posturas pues el niño o niña está aprendiendo a manejar el mundo, su propio cuerpo. En esta etapa el trabajo psicomotriz es importante, coordinar bien sus movimientos, integrarlos, en la medida de lo posible, con la respiración (aunque la respiración tiene que ser trabajada de forma indirecta como veremos más adelante). En especial, diría que, las posturas de equilibrio son interesantes para su desarrollo psicomotriz.

   El reto forma parte del mundo infantil, hay que lograr nuevas proezas, nuevas habilidades pues el niño necesita sentir que crece, que ya es un poquito más mayor. Entonces, un yoga con tintes acrobáticos puede estimularlos para evitar el aburrimiento, además de hacerles sacar todos sus recursos. No estamos hablando de saltos mortales hacia atrás sino de posturas un poco más complicadas (depende de la edad del niño) que tengan toda la seguridad para que no se hagan daño.

Las clases de yoga para niños, es un lugar donde el niño se siente libre de ser tal como es.

El enfoque de estas clases es jugar, es decir va a jugar a hacer yoga.

Cuando se habla de yoga para niños se aplica en muchas direcciones, las clases se enfocan dependiendo de la naturaleza del niño.

 

Es muy importante tener presente que el niño acude a estas clases no por obligación, sino por que lo desea. Por otro lado es bueno que los padres se sientan implicados, que acudan a alguna clase con sus hijos para que así puedan conocer el programa de trabajo y como se desarrolla. La finalidad es que el niño sienta el apoyo de sus padres.

 

La finalidad de este yoga es que el niño desarrolle su psicomotricidad, su capacidad de concentración, su creatividad, aprenda a trabajar fisicamente con su cuerpo, adquiera conocimientos de temas: respeto, amor, compartir, responsabilidad…etc. , aprenda a divertirse. Y para ello se hace uso del siguiente programa.

El yoga en los niños:
  • Favorece la concentración y la atención.

  • Estimula la fantasía.

  • Da una mayor estabilidad emocional.

  • Ayuda a superar las frustraciones y las inseguridades.

  • Mejora las relaciones interpersonales con los coetáneos.

  • Permite a los niños filtrar los mensajes violentos procedentes de la televisión y de los juegos interactivos (videojuegos).

  • Mejora las relaciones interpersonales

  • Puede corregir los defectos en la concentración, la hiperactividad, la timidez, etc.

  • Elimina el estrés.

  • Mejora las posturas.

  • Desarrollo y destreza de los músculos motores

  • Flexibilidad en las articulaciones

  • Mejoría de los hábitos posturales de la columna vertebral

  • Masaje de los órganos internos

  • Mejoría en los hábitos de la respiración

  • Estimulación de la circulación sanguínea

  • Perfeccionamiento de los sentidos

  • Agilidad y entereza

  • Calma y relajamiento

  • Estiramiento

  • Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación

  • Armonización de la personalidad y carácter

  • Oportuna canalización de la energía física

  • Mejor comprensión e interacción con los demás